XXI Premio Bienal

Personas Mayores

Convocatoria abierta

del 1ro de julio al 31 de agosto de 2021

Quedan

  • 00días para postular tu proyecto.​

¿Qué es el Premio Bienal?

Desde el año 1975, y de forma ininterrumpida, la Fundación Navarro Viola entrega este premio con el objetivo de acompañar y fortalecer el trabajo de organizaciones de la Sociedad Civil. En cada convocatoria se prioriza una de las dos áreas de trabajo de la Fundación Navarro Viola: primera infancia y personas mayores.

La XXI edición del Premio Bienal, que se desarrollará durante 2021-2022, busca identificar y acompañar iniciativas que transformen la realidad de las personas mayores de 60 años, promoviendo una vida digna, segura, activa y saludable. Se premiarán aquellas iniciativas que busquen particularmente prevenir y/o abordar el sentimiento de soledad.

Características del XXI Premio Bienal

¿Qué organizaciones pueden postular?

Buscamos premiar iniciativas para prevenir y/o abordar el sentimiento de soledad de las personas mayores, promoviendo una vida digna, segura, activa y saludable.

Criterios de selección

1

Protagonismo

Las personas mayores no son solo destinatarias de las actividades, sino que tienen un rol concreto y activo en la toma de decisiones, el diseño o la implementación de las mismas, o el proyecto tiene un impacto evidente en las personas mayores.

2

Consistencia

El proyecto responde a necesidades concretas de las personas mayores y su diseño y recursos son los necesarios para alcanzar los objetivos que se plantea.

3

Inspiración

La organización entiende claramente las problemáticas de las personas mayores y, a través de sus acciones, logra inspirar y movilizar a otros para transformarla.

4

Colaboración

El proyecto involucra a otros actores (otras organizaciones de la sociedad civil, organismos públicos, redes, etc.) en roles concretos. Se valorarán especialmente aquellos proyectos que prevean la articulación con gobiernos locales.

5

Sostenibilidad

Una vez que termine el aporte económico del XXI Premio Bienal, el proyecto se encuentra fortalecido y tiene capacidad de continuar las actividades.

6

Innovación

La propuesta presenta una práctica innovadora y original, es decir, aporta nuevas miradas en la forma de abordar el trabajo con las personas mayores.

Proceso de evaluación

1ra Etapa

El equipo de la Fundación Navarro Viola realizará la primera revisión de las propuestas, teniendo en cuenta las seis dimensiones mencionadas. Este primer proceso, arrojará un listado de postulaciones preseleccionadas que será enviado al Jurado.

2da Etapa

El Jurado analizará las propuestas preseleccionadas y, en base a su expertise sobre la temática y una mirada sobre la integralidad del proyecto, definirá las 3 organizaciones que serán premiadas con sus respectivos proyectos.

Todas las organizaciones que participen en el XXI Premio Bienal 2020-2021 aceptan las bases de esta convocatoria, así como las resoluciones del jurado designado por el Consejo de Administración de la Fundación, que juzga en instancia única y sin recurso de reconsideración ni apelación. 

3ra Etapa

Se realizarán breves entrevistas con las organizaciones seleccionadas por el Jurado y se revisará toda la documentación pertinente previo a su anuncio como ganadores del XXI Premio Bienal.

Los premios podrán declararse desiertos y en consecuencia no hacerse efectivos, ya sea por falta de presentación de proyectos o por no reunir, a juicio del jurado, las condiciones previstas.

El anuncio de los ganadores se realizará el miércoles 6 de octubre de 2021 a través de la web del Premio Bienal, de la página web y las redes sociales de la Fundación Navarro Viola.

Documentos y notificaciones

Jurado

Diego Bernardini

El Dr. Diego Bernardini es médico de familia (UBA) y Profesor Titular de “Salud del adulto Mayor” en la carrera de medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata y en la carrera de Kinesiología de la Fundación Barceló. Es autor de numerosas publicaciones indexadas, del libro “De vuelta” (2015) y “La segunda mitad” (2019) así como editor principal de “Geriatría desde el principio” 3er Ed. (2021). Actualmente es un referente regional en el cuidado y la atención de las personas mayores. El Dr. Bernardini cuenta con una maestría en gerontología y Doctor en Medicina por la Universidad de Salamanca, España.

María Julieta Oddone

Es Licenciada en Sociología de la UBA, Magister en Gerontología de la Universidad Nacional de Córdoba y Doctora con mención Antropología por la UBA. Investigadora Principal del CONICET y Directora del Programa Envejecimiento y Sociedad en FLACSO. Fue Profesora Titular de la cátedra Envejecimiento y Sociedad de la carrera de Sociología de la UBA. Ha dictado conferencias y seminarios de posgrado en distintas universidades y publicado en libros y revistas científicas, tanto del ámbito local como internacional. Asesoró y realizó trabajos sobre la temática del envejecimiento y la vejez en organismos públicos nacionales y organismos internacionales, como PNUD, CISS, OISS, BID, entre otros.

Enrique Amadasi

Enrique Amadasi es Licenciado y Doctor en Sociología por la Universidad Católica Argentina (UCA). Fue Profesor de Política Social en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Entre 2010 y 2015 fue director del Departamento de Sociología de la UCA. Desde 2014 hasta 2019 coordinó el Barómetro de la Deuda Social con las Personas Mayores, en el marco del convenio entre la UCA, la Fundación Navarro Viola y el Banco Supervielle, en ese marco publicó 10 documentos de investigación. Actualmente, se desempeña como coordinador de investigación en la Fundación Navarro Viola.

Nélida Redondo

Doctora en Ciencias Sociales “Suma Cum Laude” por la UBA. Magíster en Ciencias Sociales, con especialidad en Sociología de FLACSO y Licenciada en Sociología de la UBA. Consultora de organismos internacionales y autora de libros, capítulos en libros y artículos en revistas especializadas, en temas de Sociología del Envejecimiento. Fue becaria del CONICET y asesora especializada en la Dirección Nacional de Investigaciones Sociales y Demográficas. También fue Directora de Estudios e Investigaciones del INAP. Profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UCA y de la cátedra “Situación social y calidad de vida de los adultos mayores” en la Universidad ISALUD. Es Directora de Investigación de la Fundación Sidom.

Preguntas Frecuentes

La Fundación Navarro Viola desde sus inicios tiene como objetivo dar visibilidad a las personas mayores, teniendo en cuenta sus problemáticas y sus potencialidades; impulsando iniciativas que promuevan la participación comunitaria, el envejecimiento activo y que contribuyan a la difusión y concientización acerca de sus derechos.

Asimismo, generamos y difundimos información específica sobre las condiciones de vida de los adultos mayores de nuestro país. De esta manera surge la necesidad de poner en agenda la problemática de la soledad, comprender la manera en la que las personas mayores vivencian en primera persona el sentimiento de soledad y la manera en la que se establecen los apoyos sociales para su bienestar.
En tal sentido, la fundación junto a Voices! realiza un estudio cualitativo llevado a cabo durante 2020: “La soledad desde la perspectiva de las personas mayores”[1] siendo su objetivo general: comprender la manera en la que las personas mayores vivencian en primera persona el sentimiento de soledad y la manera en la que se establecen los apoyos sociales para su bienestar.

Asimismo, en diversos estudios impulsados por la Fundación Navarro Viola en alianza con la UCA, surge la relevancia del tema de la soledad en el proceso de envejecimiento: donde el 18% de las personas mayores se perciben en soledad y aislamiento. No se trata de soledad social, sino de soledad emocional, es decir, una experiencia subjetiva con origen en el modo en que el individuo percibe la calidad de sus relaciones.

Los estudios demuestran una tendencia incremental de la soledad con el paso de los años. Dentro del grupo de las personas mayores el sentimiento de soledad tiene un impacto mayor entre las personas de niveles socioeconómicos más bajos y, especialmente, entre aquellas que viven solas, donde 1 de cada 4 dicen sentirse solas con frecuencia.

Esto se complementa con un mayor déficit en indicadores de relación con los otros, es decir, aquellos que contribuyen a una mejor relación emocional y afectiva con el entorno social. La carencia de apoyo afectivo, el déficit de ayuda para tareas domésticas o cotidianas, la percepción de no contar con alguien que aconseje sobre cómo resolver problemas o ayude a entender una situación, duplican o triplican su impacto de la soledad entre las personas mayores que viven solas respecto a aquellos que viven acompañados.

Es mucho más frecuente que las personas mayores que viven solas expresen que sus necesidades de afecto y cariño están poco o nada satisfechas. En suma, sus mayores déficits en materia de relación con los otros ponen de manifiesto que carecen en gran medida de las relaciones sociales necesarias para una buena vejez.

El hogar unipersonal es la realidad de 1 de cada 5 personas mayores, es cada vez más frecuente y se espera que así continúe en el futuro. Es decir, es muy posible que en los próximos años el sentimiento de soledad en las personas mayores siga incrementando.

Todo esto refuerza la importancia de que existan espacios institucionales con apertura hacia las personas mayores, que tengan capacidades para abordar el sentimiento de soledad, y que cuenten con un sistema de alertas para la detección del sentimiento de soledad exacerbado.

Las instituciones abren puertas, y muchas de ellas lo hacen no solo de manera asistencial, sino también preventiva. Le permiten, por ejemplo, a la persona mayor desarrollar nuevas habilidades, o participar como vecino, miembro de una comunidad. Esta participación es sumamente vital, pues reinserta a la persona en el contexto en el cual vive, dándole la posibilidad de interpretarlo, narrarlo, describirlo. De este modo, en dichas experiencias pueden aparecer nuevas oportunidades vitales que posibiliten pensar proyectos y trazar horizontes de realización.

Cada día se vuelven más necesarias las iniciativas institucionales que incluyan en sus públicos de interés a las personas mayores, sean públicas o privadas. A través de la intervención institucional las personas mayores pueden, por ejemplo, volver a edificar proyectos personales y de ese modo incrementar el sentimiento de satisfacción con la vida.

[1] Disponible en: https://fnv.org.ar/recursos/

Se valorarán propuestas que transformen la realidad de las personas mayores para que sean respetadas y puedan tener una vida digna, segura, activa y saludable.

Por ejemplo, iniciativas que:

  • Den visibilidad a las personas mayores, teniendo en cuenta sus problemáticas y sus potenciales.
  • Promuevan la participación comunitaria y el envejecimiento activo.
  • Contribuyan en la difusión y concientización de sus derechos.
  • Busquen prevenir y/o abordar el sentimiento de soledad de las personas mayores.

Se podrán presentar proyectos nuevos a desarrollar, reediciones de proyectos ya implementados en algún otro período, o que impliquen la continuación de una iniciativa ya existente.

Cualquier organización de la sociedad civil argentina sin fines de lucro con proyectos sociales que trabaje o quiera trabajar en forma directa con personas mayores de 60 años dentro del territorio argentino.

Las organizaciones deben contar con personería jurídica, CUIT vigente, factura o recibo electrónico, cuenta bancaria de la institución.

Las actividades planificadas en el marco del proyecto que se presente a esta convocatoria deberán ser totalmente gratuitas para sus destinatarios.

Las organizaciones podrán presentar hasta tres proyectos, siempre que sean relevantes para los objetivos de la convocatoria, pero solo se premiará un proyecto por organización.

 

Son bienvenidas las iniciativas desarrolladas por más de una organización, donde haya un claro rol para cada una de ellas en el diseño, la implementación y/o evaluación del proyecto. Se valorarán especialmente aquellos proyectos que prevean la articulación con gobiernos locales.

Se financiarán solamente los gastos que estén vinculados directamente a la ejecución del proyecto y que sean consistentes con las actividades planteadas para lograr su objetivo.

Se contemplarán los gastos incluidos en los siguientes rubros: Recursos humanos, Materiales, Equipamiento, Gastos varios (directamente imputables al proyecto), Gastos administrativos (no pueden superar el 10% del presupuesto total).

No se contemplará la realización de construcciones o instalaciones generales (compra de inmuebles para sedes institucionales o refacciones de espacios, por ejemplo).

El formulario de postulación deberá completarse y enviarse online a través de esta plataforma. NO serán considerados los formularios que se reciban por ninguna otra vía.

Para acceder al formulario, creá tu usuario acá. Todas las preguntas son obligatorias. Podés guardar el progreso y seguir trabajando el mismo formulario al volver a ingresar.

Si querés previsualizar el formulario, podés descargarlo acá.